domingo, 29 de marzo de 2009

SACAB COIN 2009

En el día de hoy se ha celebrado en Coín (Málaga) el CVNB programado dentro de los actos del Sacab 2009, con el resultado anteriormente reflejado.

Con buena participación de público y con una extraordinaria y magnífica organización, ha tenido lugar este segundo concurso de la temporada, dándose cita 12 de los 14 binomios inscritos, tanto ante la RFHE como, por el procedimiento de urgencia, ante el Comité Organizador.

Pienso, que del mismo, y como nos tiene acostumbrados, dará cumplida cuenta el Programa "A Caballo", dado que ha estado presente un equipo redactor del mismo, realizando una grabación íntegra de las distintas actuaciones de los participantes y del acto de entrega de premios.
Saludos.-


fuente:

http://apdomavaquera.blogspot.com/2009/03/sacab-coin-2009.html




martes, 24 de marzo de 2009

Nuevo espacio,

Nuevo espacio,

Gracias a Internet cada día tenemos más sitios donde informarnos de los eventos que se realizan en esta nuestra afición.

Y aquí dejo un nuevo espacio para que todos nos podamos informar de más cositas.

http://apdomavaquera.blogspot.com/



SEMINARIO DE DOMA VAQUERA

SEMINARIO DE DOMA VAQUERA

SEMINARIO DE ACTUALIZACION

INTRODUCCIÓN

Bajo la coordinación de la Comisión Técnica Territorial de Jueces de la Federación Hípica de Castilla y León y con objeto de unificar criterios, homogeneizar la aplicación de la normativa aplicable y resolver dudas, se CONVOCA el presente Seminario para JUECES TERRITORIALES DE DOMA VAQUERA, pudiendo asistir jinetes / amazonas y entrenadores, con Licencia Federativa en vigor, correspondiente al 2.009 (Aquellos interesados que carezcan de Licencia Federativa en vigor, deberán renovarla para poder participar en la convocatoria)


1.- Dirigido:

-A Jueces Territoriales, entrenadores y jinetes/amazonas, federados.
- Jueces Nacionales, a los que ESTE SEMINARIO, PREVIA AUTORIZACIÓN POR EL COMITÉ TECNICO NACIONAL DE JUECES, SERVIRÁ COMO RECICLAJE PARA JUECES DE DOMA VAQUERA NACIONALES B”

2.- Fecha:

- 18 Abril 2009

3.-Lugar:
Hotel ABC Lasa Sport, Ctra. Rueda, 187 (47008) - Valladolid (Valladolid) Tel.: + 34 983 247 110 Fax: + 34 983 247 214 E-mail: info@lasasportclub.com


4.- Programa:

10,00 horas. Presentación del Seminario.
10.30 horas. Análisis del Reglamento de Doma Vaquera y de los distintos Reglamentos de aplicación (general, disciplinario y veterinario) , modificaciones, criterios de aplicación.
14,00 horas. Comida
15.30 horas. Continuación. Estudio de la hoja de ejercicios nº 2, con emisión, estudio y comentarios de videos de concursos de Doma Vaquera de distintas categorías y niveles y práctica sobre puntuación de los distintos ejercicios visionados en los videos, así como forma de juzgar los mismos. Homogeneización de criterios en el juzgamiento.

Ponente:
- D. Antonio Palacios López, Juez Nacional “A” de Doma Vaquera, Juez Internacional de Doma de Trabajo. Secretario y miembro de la Comisión Técnica de Doma Vaquera de la RFHE.

6.- Matrículas:

Inscripciones: Fecha límite: 8 DE ABRIL DE 2009.

Matriculación: Ante la FHCL, c/ Plaza Martí y Monsó nº 3, 1º. Valladolid

Derechos:

- Gratuita para Federados.

- No federados: Importe: 40 € en concepto de gastos de matriculación, Seminario, y comida, mediante pago en efectivo metálico en la sede de la Federación Hípica de Castilla y León c/ Plaza Martí y Monsó nº 3, 1º. Valladolid, ó mediante transferencia bancaria a la Cuenta nº:

2100 2324 31 0200127685

Para efectuar la matrícula deberán enviar, antes de la fecha del cierre del plazo de inscripción, vía fax al número 983 33 00 45, ó e-mail (hipicacl@fhtcl.com) el impreso de inscripción cumplimentado junto con el justificante de haber abonado los derechos de inscripción los no federados.
HOJA DE INSCRIPCIÓN SEMINARIO DE DOMA VAQUERA



Nombre :
Apellidos :
DNI. :
LDN. :
Domicilio :
Localidad :
Provincia :
Código Postal :


Antonio Palacios López
http://apdomavaquera.blogspot.com/

lunes, 23 de marzo de 2009

Primer concurso de la temporada,

Primer concurso de la temporada,

Esperemos ver este año buenas actuaciones y tener una temporada entretenida,

Comenzamos con la celebración del CVNB de Torre Pacheco (Murcia), cuyos resultados publico a continuación gracias a Don Antonio Palacios.


domingo, 22 de marzo de 2009

Don Juan Belmonte García

Texto: José Luis Muñoz de León Platero

Fotos: Archivo

Mis gustos y mis disgustos, aficionado a los caballos, a las buenas jacas camperas, al campo y como no a los toros.

Leyendo en los foros encuentro criticas por no recordar caballos y jinetes de otras épocas.

Comencé con Cartucho y si los amigos de esta publicación lo consideran oportuno aportare mi granito, intento escribir para los aficionados que gusten saber de nuestra historia, me gusta leer del pasado, espero que esta afición la disfrutes conmigo en estas líneas

Y hoy quiero escribir de un hombre especial, un hombre de los que hacen historia, aficionado como nosotros a los caballos, a las buenas jacas camperas, al campo y como no a los toros.

Don Juan Belmonte García



La ultima corrida en la vieja Plaza de Toros de Madrid

Quiero hablaros de la última corrida en la vieja Plaza de Toros de Madrid, es un episodio taurino histórico y creo que merece la pena recordarlo.

Aquella Plaza era especial por lo que cuentan, tan intima, donde desde las filas altas de un tendido (no tenia mas que doce) se veía parpadear a la jaca en la arena, aquella Plaza testigo de tantas épocas brillantes del toreo, aquella Plaza que al caer abatida por el pico de los albañiles, no escavadoras, ni grandes maquinas, sudor de hombres desconocidos, sudores que se llevaron entre sus escombros tantas cosas buenas de toreros, ganaderos, empresarios. Aquella Plaza en la que se pudo ver a Joselito, Belmonte, Vicente Pastor, Gaona, y muchos otros, por seis pesetas, si, por seis pesetas una primera fila de sombra, seis de nuestras antiguas pesetas.

Escribo estas líneas en el mes de noviembre de 2008, puede ser casualidad pero todo lo que intento contaros fue un día de este mismo mes de noviembre, hace setenta y siete años, mas exactamente todavía fue un viernes 6 de noviembre de 1931.

Este viernes era un día frío y desapacible, era noviembre y la tarde se reservaba solo para los taurinos de verdad, media entrada en la vieja Plaza de Toros de Madrid.

Tarde solo para los taurinamente cabales, bufandas, guantes y gabanes. En las calles gritos, buñuelos de viento, castañas asadas por las esquinas. No era tarde de toros. Pero un buen aficionado no puede perder la oportunidad, había que decir adiós a la Plaza, esa vieja Plaza de Toros de Madrid, esa de tanto abolengo taurino.

El cartel fue este (¡atención a la historia taurina!): dos novillos de Aleas, para el caballero rejoneador don Juan Belmonte. Y cinco novillos de Alipio Pérez Tabernero y uno de Aleas, para los novilleros Antonio Iglesias, Félix Rodriguez II, Rebujina, Niño del Matadero, Joselito de la Cal y Palmeño II.

Al aparecer don Juan Belmonte sobre su preciosa jaca, el publico, en pie, le ovaciono de manera tan cordial y calurosa, que Belmonte, curtido ya en tantísimas tardes de apoteosis, no pudo vencer su emoción, y mientras daba la vuelta al ruedo sobre esa fabulosa jaca, don Juan Belmonte iba llorando. Quiero pensar que se despedía de la Plaza. Iba llorando. Rejoneo a su primer novillo muy lucidamente a lomos de su jaca, después echo pie a tierra y dio tres pases de muleta tan puros y maravillosos que los cimientos de aquella vieja Plaza crujieron. Un pinchazo y media estocada. Se reprodujo la ovación, la gente estaba emocionada y vuelta al ruedo.

Y salio el segundo novillo de rejones, un Aleas negro, recortadito, muy nervioso y alegre. Belmonte confiado en su buena jaca le consintió, dejándole la jaca a merced de sus pitones, hizo varias pasadas sin poder clavar el rejón, hasta que una de las veces metió el brazo con tal ímpetu, que doblo el rejón. Entonces don Juan Belmonte se apeo de su jaca y tomo el capote. El tendido como loco, ovación atronadora y una intensa emoción en la Plaza. En los tercios del 10 se fue al novillo con el capote plegado. Traje campero: zajones, chaquetilla de alamares, sombrero ancho…. De esa guisa piso el terreno del toro y le porfió gallardamente. Hubo una pausa magnifica. La vieja Plaza en silencio. Y fue entonces cuando se produjo el momento de más intensa emoción en aquella histórica tarde de noviembre, fría y desapacible. El novillo se arranco descompuesto, sin dar tiempo a Belmonte a vaciarlo y lo cogió de lleno por el vientre, y prendido de los zajones se lo llevo de los tercios del 10 a los del 1. Allí lo dejo en el suelo, encogido y maltrecho. No pudo levantarse. Una emoción de angustia ahogaba la vieja Plaza. Cuando recogieron del suelo a Belmonte, los zajones estaban desechos, y el sombrero ancho, con el ala abatida… Don Juan Belmonte estaba mortalmente pálido.

Tranquilizaros a todos, no fue nada por fortuna, solo una ligera conmoción.

Después salieron los novillos de Alipio Pérez Tabernero, que dieron buen juego y cortaron orejas el Niño del Matadero, Rebujina y Félix Rodriguez II.

Espero disfrutarais con este episodio histórico taurino, para los más curiosos o aficionados a todo esto:


El último toro que se lidio en la vieja Plaza de Toros de fue de Aleas, se llamaba Aceituno, era negro, zancudo, y recogido de pitones. Salio de los toriles a las cinco y diecisiete minutos de la tarde. Le corrió a punta de capote el peón Torquito. Aceituno tomo tres varas de los picadores Anguila y Antonio Díaz. Le clavaron dos pares de banderillas Torquito y uno Rafaelillo. Palmeño II le dio al de Aleas diecisiete pases y media estocada y a las cinco y treinta (hora solar) doblaba para siempre Aceituno, el último toro que se lidio en la vieja Plaza de Toros de Madrid.

Agradecer a las personas que dejan la letra impresa para el recuerdo y que sin ellas no podríamos saber lo que paso, en especial a M. López-Marín que dejo acta del último toro que se lidio en la vieja Plaza de Toros de Madrid.



Alipio Pérez Tabernero

De este ganadero se lidiaron cinco novillos en esta tarde de la última corrida en la vieja Plaza de Toros de Madrid.


Don Juan Belmonte

A la puerta de su cortijo de “Gómez Cardeña”


Dicen que de joven toreaba de noche, sin ropa, con una chaquetilla prestada a la luz de la luna, esquivando a los mayorales y a la Guardia Civil.

En su primera corrida en la Maestranza tiró la espada, hincó las rodillas y gritó al toro: «Mátame». Para los entendidos no era tremendista, era suicida.

Su valor se puede resumir en la frase que exclamó El Guerra (un matador de toros muy reconocido cuando comenzaba Belmonte su carrera): "el que quiera verlo torear que se dé prisa".

Su consagración definitiva como novillero seria el día que debutó con caballos, fue en Sevilla el 24 de Julio de 1912, novillada benéfica a favor de la hermandad de San Fernando. El alboroto que formó el joven Juan a los novillos del duque de Tovar fue tal que una muchedumbre enloquecida le llevó a hombros a la puerta de su casa sin percatarse incluso que estaba herido en una pierna.

Don Juan Belmonte

En la Maestranza y a beneficio de la Bolsa de Caridad de su Hermandad del Cachorro.

Además de torero y rejoneador, fue cofrade, era mucho (como se dice) de la Hermandad del Cachorro. En la foto 9 de Junio de 1924, tras dos años de ausencia reapareció como rejoneador, en la Maestranza y a beneficio de la Bolsa de Caridad de su Hermandad del Cachorro.

Se cuenta de Don Juan Belmonte una anécdota muy simpática.

En su tertulia del desaparecido bar Los Corrales, donde tomaba café en compañía de sus amigos, al pagar entrego un billete de mil (de nuestras antiguas pesetas), lo que era una exorbitante cantidad en la época, el camarero mientras miraba el billete se excuso diciendo que le era imposible devolverle el cambio, Belmonte miro hacia la calle, sin pensarlo llamo a un joven que pasaba por allí y el matador le pido que se acercara al también desaparecido Banco Mercantil, por cambio. Sus contertulios le recriminaron el exceso de confianza, a lo que el maestro Belmonte replico, "Mira si se queda con el dinero es porque le hacia falta "; para sorpresa de todos el joven volvió con el cambio, y el diestro sonriente le recompenso diciendo " Toma veinte duros por haber ido y toma otros veinte por haber vuelto “.

Don Juan Belmonte

Un hombre extraordinario, en esta foto toreando a campo abierto, como a el le gustaba, tranquilo sin la preocupación de los públicos, aquí en el campo el fenómeno de Triana torea a su gusto.

El toreo de Juan Belmonte es trascendental para la historia taurina es un toreo muy personal, con un estilo propio, basado en las suertes básicas, que impone una revolución artística en la forma, en el arte de torear. Rompe con el concepto tradicional de la lidia, hasta su aparición torear consistía básicamente en sortear las acometidas de los toros, con más o menos valor, suerte y gracia.
Belmonte buscó siempre una estética, su extraordinario dominio de los terrenos le permitió ejecutar el toreo de una forma nueva, despacio y con una cercanía nunca vista. Puso en práctica los tres tiempos de la lidia: parar, templar y mandar, a lo que más tarde agregó cargar la suerte. Trataba de buscar una armonía entre él y el toro en unas cercanías hasta entonces desconocidas. Su actitud en la Plaza, delante del toro no es de defensa, sino que el toro se convierte en un colaborador, un compañero para trabajar en corta distancia, aumentando el riesgo y así se concreta en una figura escultórica.
Rompió con todo lo anterior, transformando el "o te quitas tú o te quita el toro" por "no te quitas tú ni te quita el toro si sabes torear". De este modo, con el capote, con los brazos muy pegados al cuerpo, ejecuta una verónica, y sobre todo una media verónica de una manera muy personal. Con la muleta destaca sobre todo toreando al natural, aunque no suele torear en redondo, destacando también con el pase de pecho. Es habitual en él la ejecución del molinete como remate del pase cambiado por bajo. Maestro del temple, y del toreo despacioso supo imprimir a su toreo de un estilo personalísimo y rompedor con lo tradicional.
La idea de torear quieto se convirtió en el deseo de todo torero, aunque con el toro de entonces no era siempre posible. La aportación del Pasmo de Triana fue sobre todo estética, su carácter y arte revolucionario le convirtió para siempre en mito.

Don Juan Belmonte con el mayoral de su ganadería,

Montados en sus jacas, vigila de cerca sus toros en la finca de Gómez Cardeña

El acercamiento de los intelectuales a la Fiesta, fue mérito de Belmonte, que desde novillero se aficionó al trato de Valle-Inclán, Pérez de Ayala, Romero de Torres y otros artistas taurófilos. Es famoso el diálogo con Valle:


- Ahora, Juan, ya sólo te queda morir en la plaza.
- Se hará lo que se pueda, don Ramón, se hará lo que se pueda.


Banquete en Madrid


Julio 1913 restaurante del Retiro madrileño... Banquete promovido por Valle Inclán, J. Romero de Torres, los escultores Julio Antonio y Sebastian Miranda... asistieron celebridades del tamaño de Ramón Pérez de Ayala, Manuel Machado, Gerardo Diego, los hermanos Quintero, Luis de Tapia el poeta festivo, Repide escritor costumbrista, Benavente, Natalio Rivas Fcº Gómez Hidalgo escritor y cineasta, Ricardo Marín dibujante...y otros como Enrique de Mesa, Fernando Gillis, Arión, el marqués de Orovio, el ganadero Conde de la Maza... y se acercaron a saludar Romanones.. Santiago Alba...algunos más… ¿qué tendría aquel genio de la tauromaquia, que por tanta gente de poderío intelectual y artístico fue reconocido...? Aun novillero y ya tenía estos admiradores...

Don Juan Belmonte

Retratado en la finca de su propiedad “La Capitana”

COMO SE HIZO DON JUAN BELMONTE GANADERO

Cuando en 1921 Belmonte decidió después de su triunfal temporada en Lima, retirarse de la fiesta. Se fue a vivir a La Capitana, a gozar del bienestar que había conseguido en diez años de torero.
Juan se hizo el propósito de huir de todos los recuerdos taurinos. En su finca desterró los zahones e impuso lo “breeches” (montar a caballo, afición esta que no abandono…) cambio el sombrero de ala ancha por el “flexible” y rara vez se le veía en los toros.
Pero la verdad es que la procesión iba por dentro y que Belmonte por mucho que hacia no se olvidaba de su vieja afición. El mismo comento que se pasaba las tardes dando vueltas por el cortijo, sin pensar en otra cosa que volver a los toros.
Fue entonces cuando un amigo de Méjico le encomendó la compra de una punta de ganado bravo. Cuando ya Belmonte había adquirido las reses, dificultades de índole diversa demoraron más de la cuenta el embarque de la vacada. Juan arrendó una dehesa, en plena serranía de Ronda y llevo al ganado a pastar allí. Fue así como provisionalmente quedo convertido en ganadero.
Disfrutaba con su jaca, con la garrocha al hombro, corriendo detrás de los torillos, Belmonte encontró en este deporte tan español un sustitutivo del toreo. Desde luego, este oficio era para el mejor que el de simple labrador. Cuando por fin embarco las reses de su amigo, ya Belmonte se había aficionado demasiado a la ganadería. Y se hizo definitivamente ganadero.

Busto de Belmonte.1961.

Museo de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

CUANDO DIECISIETE MIL ESPECTADORES DEVOLVIERON SU LOCALIDAD POR NO TOREAR BELMONTE

Un domingo, la empresa de Méjico organizo un cartel con las máximas garantías. Se lidiarían seis toros de Piedras Negras para Vicente Pastor, Gaona, y Belmonte. Despertó la combinación tal entusiasmo entre los aficionados, que le viernes, dos días antes de la corrida se habían vendido veinte mil localidades. Pero Belmonte que se hallaba en una finca de campo con unos amigos, sufrió un percance al torear una vaquilla y la herida le impidió torear en Méjico. Cuando la Empresa coloco los avisos anunciando que Belmonte no torearía y que por tanto Gaona y Pastor despacharían la corrida mano a mamo, diecisiete mil espectadores se apresuraron a devolver sus entradas. Y lo que iba a ser un lleno completo se convirtió de la noche a la mañana en una mala entrada.

Don Juan Belmonte

En esta foto le vemos dedicando tiempo al cuidado de su ganadería.

Belmonte fue amigo también del escritor estadounidense Ernest Hemingway y aparece de forma destacada en dos de sus novelas: Muerte en la tarde y Fiesta. Acabó de forjar el mito belmontino la biografía que le escribió el periodista sevillano Manuel Chaves Nogales, titulada Juan Belmonte, matador de toros, su vida y sus hazañas, está considerada por la crítica como una de las cimas literarias del género biográfico en español y convirtió a Belmonte en definitivo mito literario.

Estatua de Don Juan Belmonte

Nació Juan Belmonte García en Sevilla, en la calle Ancha de Feria, que ya es nacer, el año 1892 y nos dejo en su cortijo de Gómez Cardeña el 8 de abril de 1962. En la foto junto al Puente de triana, en Sevilla, una estatua nos recuerda, al Pasmo de Triana, fue torero, fue un mito, este hombre escribió un capítulo en la historia de la tauromaquia que nunca se olvidara.

Vistió de luces por primera vez a los 17 años en la plaza de toros de Elvas, en Portugal. El 21 de julio de 1912 triunfó como novillero en la Real Maestranza de Sevilla y fue llevado a hombros hasta su casa. El riesgo que asume llama pronto la atención y comienza a forjarse la leyenda del Pasmo de Triana. Tomó la alternativa en Madrid el 16 de septiembre de 1913 con Rafael González Machaquito de padrino –ese mismo día se retiraba del toreo– y con Rafael el Gallo, hermano mayor de Joselito, como testigo.

En 1914 comenzó su rivalidad con Joselito o como él mismo decía comenzó la rivalidad entre gallistas y belmontistas.

La temporada de 1917 está considerada como la más brillante de su vida profesional. A finales de ese mismo año se presenta en Perú, donde permanecerá un año y conocerá a su futura esposa.

En 1919 toreó 109 corridas, una cifra récord para el momento y que lo siguió siendo durante varias décadas más.

En 1922 anuncia su primera retirada en Lima. Reaparece en los ruedos en 1924.

Se convirtió en ganadero y continuó toreando hasta el inicio de la guerra civil española (1936)


Juan Belmonte García, llamado El Pasmo de Triana, abanderó la edad de oro del toreo junto a José Gómez Ortega “Joselito” y Rodolfo Gaona.


La rivalidad profesional de Belmonte con Joselito hizo que la popularidad del toreo llegara a cotas nunca vistas antes ni después en la sociedad española. Muchas tardes compartieron cartel, viajaban juntos en el tren y se cambiaban de vagón al llegar a las estaciones para no defraudar a la afición. Habían llegado José y Juan a ser grandes amigos. Del mismo modo que José acabó toreando en los terrenos de Juan, y Juan aprendiendo la técnica de José, aunque con limitaciones físicas, sus dos personalidades se fueron hermanando.
Una tarde, torearon en Madrid y Gallito le dijo a Belmonte que debían retirarse, porque así no se podía torear. Juan estaba de acuerdo. Fue una tarde horrible. José canceló la corrida madrileña del día siguiente y se fue a torear a Talavera. Allí le esperaba la muerte.
Belmonte murió con él. Luego se retiró dos veces, rejoneó, tuvo cortijo, ganado y millones. Envejeció lentamente, entre Madrid, Sevilla y su finca de Utrera. Una tarde, salió a pasear a caballo, arreó el ganado, contempló el ocaso, volvió a la casa, subió a su habitación y se pegó un tiro.


Don Juan Belmonte García

1892 - 1962

Un destacado representante de la Generacion del 27, Gerardo Diego, le dedico la «Oda a Belmonte»:

Yo canto al varón pleno,

al triunfador del mundo y de sí mismo

que al borde –un día y otro– del abismo

supo asomarse impávido y sereno.

Texto: José Luis Muñoz de León Platero

Fotos: Archivo

Articulo publicado en la revista A LA VAQUERA Nº 23

Revista Bimestral enero-febrero 2009

miércoles, 11 de marzo de 2009

ANULADO EL III CONCURSO DE DOMA VAQUERA CIUDAD DE CANTILLANA

Ha quedado anulado el III concurso de Doma Vaquera Ciudad de Cantillana, que se iba a celebrar el próximo dia 15 de Marzo, por flata de participantes

miércoles, 4 de marzo de 2009

Seminario para jueces de doma vaquera

El CTNJ ha autorizado la petición de la FH de Castilla-León, para que el Seminario de Doma Vaquera que se va a celebrar en Valladolid el próximo 4 de abril, sea valido como uno de los seminarios obligatorios para Jueces B en situación de actividad de la disciplina, con las siguientes condiciones:

  • El Seminario no servirá para que Jueces en situación de inactividad pasen a la situación de actividad.
  • La FH deberá enviar a la RFHE el acta cumplimentada del curso a efectos de control de los Jueces asistentes.
  • y Los Jueces Nacionales B participantes deben tener su LDN 2009 en vigor.


convocatoria y contenido del curso