martes, 21 de abril de 2009

SOS urgente: El programa "A Caballo" en situación crítica

Vamos a hablar claro a todo el mundo.
Como lo leen. El programa "A Caballo" está en el punto de mira y es, a fecha de hoy, uno de los señalados para desaparecer durante el inminente mes de mayo de la parrilla de Canal Sur.
Sabemos que para muchos de los lectores es un mazazo, sobre todo por lo inesperado de la decisión. También lo ha sido para los que hacemos el programa. Consideramos que el caballo es una seña de identidad de Andalucía, que son miles los aficionados que mueve, que son muchos los puestos de trabajo que van en el mismo vagón, que es notable la actividad hípica en Andalucía y que una televisión de esta comunidad debe tener entre sus contenidos un programa como éste. Porque, además, así lo recoge la Ley de Creación de la RTVA: la defensa y difusión de los valores de Andalucía.
El espacio acaba de cumplir 8 años y desde entonces han sido emitidos 420 programas. En ellos hemos tratado de ofrecer a la sociedad andaluza las imágenes de los concursos más importantes de todas las disciplinas hípicas que se desarrollan en Andalucía. Concursos y disciplinas que jamás habían aparecido en televisión.
No es la primera vez que "A Caballo" se ve amenazado de desaparición, pero tampoco creemos tener más vidas que un gato. Por tanto hay que advertir que esta vez la cosa parece que, realmente, va en serio.
Cada vez que han existido cambios directivos en Canal Sur -y recientemente ha cambiado el director general y con él muchos directivos de otras áreas- se ha producido este tipo de "movimientos sísmicos" que quita y pone programas en una parrilla de programación. Y, por defecto, los que llegan tienden a hacer cambios, los que sean, pero que se les note. No es nada nuevo.
El problema es que "A Caballo" no tiene otra posible versión o cambio de formato, sino directamente la desaparición. Un concurso, una telenovela, un programa de debates, un talk-show...se cambian por otros de idéntico formato y punto. No es el caso de "A Caballo".
No nos preocupa nuestro futuro profesional, porque el programa solo es una parte de nuestro trabajo. Tanto Antonio Bustos como los demás componentes de su equipo tienen otras muchas labores en Canal Sur. En todo caso tendrán una menor carga de trabajo, nada más. El problema no es ese.
Lo que realmente nos preocupa es qué va a pasar con todas esas competiciones que quedarán condenadas al ostracismo en el medio de comunicación de masas por excelencia: la televisión. De un plumazo dejarán de aparecer en los hogares andaluces raids, concursos de doma vaquera, enganches, acoso y derribo, concurso completo, doma clásica, salto....
Los patrocinadores no verán amortizadas sus inversiones y, en tiempos como los que vivimos, pueden verse tentados a retirarse. Y es fácil imaginar qué le ocurre a un concurso cuando no tiene patrocinio y, por tanto, dinero para su celebración. Nos aterra esa posibilidad.
Es por tanto el mundo del caballo, los aficionados, los amantes de este animal y todo lo que le rodea (hípica, cría, ganadería, industria, puestos de trabajo, veterinaria, etc.) el que debe levantar su voz si no quiere verse sumido de nuevo en el escenario del olvido más absoluto en televisión.
Nosotros por sí solos no podemos desde dentro parar decisiones de este tipo que se toman en despachos muy lejanos a nuestras redacciones.
La Federación Andaluza de Hípica y, a su estela, clubes, sociedades, jinetes, ganaderos, profesionales, promotores de concursos y aficionados en general tienen la palabra. Y si la levantan habrá posibilidades.
Si no es así, no habrá ninguna.
Solo una queja masiva, espectacular y abrumadora puede parar lo que parece un hecho consumado. Quejas al alcance de cualquiera: Cartas al Director en periódicos, correos electrónicos a la propia RTVA (en próximas horas ofreceremos lista de correos), llamadas de queja, protestas al Defensor del Espectador de la RTVA, y cualquier otra forma que pueda ocurrírsele a alguien.
Al más alto nivel (Federaciones y clubes) lo que cabe son contactos, quejas y protestas ante instancias superiores, como la propia dirección general de la RTVA o la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca. Todo el ruido que se haga será poco.
Pero tiene que ser ya. La semana próxima puede ser tarde.
Insistimos, la pelota está en el tejado pero, lamentablemente, no en el nuestro, el de los que hacemos el programa. Sino en el de aquellos que nos ven, nos siguen o se ven beneficiados por nuestra existencia. Y, créannos, nos gustaría seguir ayudándoles. Desinteresadamente, como hasta ahora.
Esta vez no podemos hacer nada nosotros solos. De ahí este SOS.
Gracias. Seguiremos informando.

No hay comentarios: